Blog

¿Qué es el remarketing y cómo funciona?

En pocas palabras, el remarketing (también conocido como retargeting o remercadeo) consiste en crear campañas de anuncios personalizadas (generalmente de display), para aquellos usuarios que ya han visitado previamente tu web u otros contenidos.

El concepto básico del remarketing es por tanto, llegar a usuarios que ya conocen tu marca o tus productos y que tienen por tanto muchas más oportunidades para convertir.

Se trata de crear varios impactos cada vez más personalizados, animando al usuario a avanzar por el embudo de conversión.

La herramienta de remarketing más popular en el mercado actual es Google Ads. Como es lógico, los conceptos básicos pueden aplicarse también a otras herramientas.

Funcionamiento del Remarketing

Cuando un usuario accede a una página web es detectado internamente por una cookie, que son archivos creados por un sitio web con pequeñas cantidades de datos enviados entre un emisor y un receptor con un doble fin: identificar a cada visitante y tener acceso a su historial de actividad.

La información proporcionada por la cookie permite añadir el usuario a una lista de remarketing, la cual servirá de orientación para realizar una campaña Display de Google Adwords, que permite la creación de anuncios personalizados en función de la acción que haya hecho el usuario en la web.

El proceso se puede resumir en tres pasos:

  1. El usuario visita nuestra página web o consume un contenido de nuestra marca.
  2. Se marca a dicho usuario con una cookie y se le añade a una lista de remarketing cuyos parámetros hemos definido previamente.
  3. Se realiza una campaña de anuncios orientados a esa lista, esto es, que solo podrán ver los usuarios que forman parte de ella.

Las distintas estrategias de remarketing

Como hemos comentado, el remarketing es un sistema que formando parte de Google AdWords, trata de aprovechar los datos de navegación obtenidos por las cookies de los usuarios que ya han visitado nuestra web para volverles a anunciar ese producto o servicio por el que se han interesado, pero que aún no han comprado.

Para ello se utilizan diversas estrategias de remarketing; la más común es el remarketing estándar, que consiste en mostrar un anuncio mientras navega por otras páginas web que están asociadas a la red de display.

Otros tipos de remarketing son:

  • Remarketing de búsqueda. Aparece cuando el usuario que previamente se ha interesado por nuestro producto realiza búsquedas en internet por unas palabras clave elegidas previamente por nosotros.
  • Estrategias de remarketing más específicas. Por ejemplo, remarketing para móviles, donde se muestran anuncios relacionados con aplicaciones o sitios web para smartphones que el usuario utiliza o ha visitado, o el remarketing de vídeo, enfocado a los usuarios que interactúan con los vídeos que tenemos subidos a nuestra cuenta de YouTube.

Ventajas del retargeting para tu marca

  • Máxima personalización de tu público. La personalización de las listas de remarketing ofrece un sinfín de opciones que puedes aprovechar. Básicamente, hay dos factores decisivos con los que puedes jugar: la acción realizada por los usuarios (por ejemplo, visitar la página X) y el tiempo transcurrido desde la acción. De esta manera, puedes captar a usuarios con diferentes intereses y en diferentes momentos del ciclo de compra y así ofrecerles una personalización máxima.
  • Ampliación del alcance. Como ya hemos visto, la red de display de Google cuenta con más de dos millones de páginas web y aplicaciones. Otras herramientas de retargeting, como Facebook Ads, también ofrecen cifras de alcance verdaderamente impresionantes. En definitiva, podrás alcanzar a los usuarios potencialmente interesados en tu marca, estén donde estén.
  • Recordatorio de tu marca. ¿Cuántas veces hemos visitado una página web para luego olvidarnos de ella? Con el remarketing, puedes asegurarte de permanecer en el recuerdo de tus visitantes y clientes potenciales e ir alimentando poco a poco tu relación con ellos, siempre adecuándote a la fase del proceso en la que estén.
  • Adecuación a tus objetivos de marketing. Gracias a las diferentes opciones de creación de listas, sitios de captación de usuarios y sitios donde se muestran los anuncios, el remarketing permite adaptarse a una gran variedad de situaciones y de objetivos.
  • Incremento de las conversiones. Este modelo hace posible llegar a los usuarios cuando tienen más probabilidades de realizar una conversión, puesto que ya han demostrado su interés en la marca. Seleccionando los sitios en los que se muestran los anuncios, podemos conseguir personalizar al máximo los puntos de contacto para lograr un impacto mayor. ¡Verás como tus CTR mejoran!

Inbound marketing y el remarketing

Desde la perspectiva del inbound marketing, el remarketing es un método muy potente para volver a atraer a aquellos usuarios que pese a llegar a entrar en nuestra landing pageno terminaron su conversión a registro o lead. Se trata de una nueva oportunidad para que finalmente, estos posibles clientes nos dejen sus datos en un formulario y de esta forma, puedan madurarse para la compra y podamos hacerles un seguimiento.

¿Ya has incorporado el remarketing a tu plan de marketing online? Y si no, ¿a qué esperas?. Contáctate con nosotros para más información.



Deja una respuesta